Athos Pampa

Athos Pampa

Desde Villa General Belgrano por el camino del Cristo Grande, se llega a Athos Pampa, pampa del zorro. Ubicada entre los ríos Los Reartes y San Miguel, es una pampa de altura, aprovechable para cultivos, es paso obligado de quienes transitan a Villa Alpina, este paraje se caracteriza por su espectacular vista a las sierras grandes.

En Athos Pampa, unos enormes árboles muestran el ingreso hacia una despensa de campo, para comprar alimentos o bebidas. En esta zona, los animales andan sueltos por el camino por lo que es recomendable conducir con precaución y esperar que chanchos, gansos, ovejas, terneros y caballos no se crucen por el camino.

Este pueblo muy cercano a Villa General Belgrano no presenta una estructura urbanística común. Las pocas edificaciones que ostenta están al costado del camino o metidas en las llanuras. En Athos Pampa, existe una escuela y una iglesia que sirven de generadores de movimientos sociales y emprendimientos comunes para sus pobladores, abandonados a su suerte. Allí aún no ha llegado la luz eléctrica ni cualquier otro de los servicio que ofrece el progreso, por lo que en las noches de invierno, las salamandras y los hogares dejan escapar por las chimeneas de las casas una huella de humo que recuerda a las imágenes de la campiña inglesa. Las ventanas emanan una tenue luz de los soles de noche y el ruido de los cascos de caballos es lo más parecido al movimiento que se puede registrar.

Hacia el norte por un camino serrano, entre lomadas y pinares, se llega a Inti Yaco. Hacia el sudoeste por el camino que cruza el puente San Miguel, se llega a una cantera productora de una variedad de Granito Azul llamada Tango.